Del 27 al 30 de Abril:
FORO INTERNACIONAL “ZARAGOZA ES BICI”
XIV CONGRESO IBÉRICO “LA BICICLETA Y LA CIUDAD”
II FESTIVAL URBANO “CULTURAS CICLISTAS”
I ENCUENTRO DE MUJERES CICLISTAS

Zaragoza forma parte de ese grupo cada vez más numeroso de ciudades que apuestan fuerte y con descaro por la bicicleta como forma de desplazamiento urbano.

La combinación de un tejido asociativo ciclista de larga trayectoria y mucha actividad pública, junto a un decidido impulso municipal debido a diferentes coyunturas políticas, ha llevado a importantes actuaciones de promoción de la bicicleta.

La respuesta ciudadana, que es en definitiva la verdadera protagonista a la hora de dar continuidad a los planes, ha sido y es evidente: no hay más que situarse junto a un carril bici, a la entrada de una calle pacificada, en los accesos al campus, frente a los aparcabicis del centro y la periferia, para comprobar, casi a cualquier hora, la vitalidad del movimiento hacia una ciudad más humana.

Movimiento ciclista

La ciudad cuenta con un movimiento ciclista consolidado y denso, cuyo exponente más conocido es Pedalea: creado en 1990, miembro de ConBici desde su fundación, nombrado Hijo Predilecto de la ciudad en 2015 y uno de los agentes clave en la transformación de la movilidad zaragozana mediante un trabajo que aúna reivindicación, propuestas y promoción de la bicicleta.

Pero Pedalea solo es la punta del iceberg de un movimiento social formado por personas, colectivos y proyectos que, desde las primeras bicifestaciones, allá por 1978, lleva más de 35 años presentando a la bicicleta como símbolo de transformación urbana y social:

  • la Asamblea Ecologistacomenzó toda la película por estos lares;
  • la Ciclonudista, que nació en Zaragoza en el año 2000;
  • los Bicipiquetes, el primero de ellos en la huelga general de 2002;
  • nuevas realidades como las Bielas Salvajes, que da visibilidad a las mujeres sobre las dos ruedas;
  • o el Bikepolo, que ha conseguido posicionar a Zaragoza a nivel europeo.

Al ritmo del crecimiento en el uso de la bici y su presencia en la vida pública zaragozana, surgen empresas estrechamente relacionadas con la bicicleta pero con una clara visión de su papel social. Así, por ejemplo, La Veloz Ciclomensajeros, cooperativa pionera al ser la primera empresa ciclomensajera de España, cuya actividad ha contribuido a visibilizar y normalizar la presencia de las bicicletas en el vial urbano. O Recicleta, cooperativa que nace como empresa de inserción y que, tras acabar esa etapa, se incorpora al Grupo la Veloz para convertirse en el espacio de referencia del ciclismo urbano en Zaragoza y premio ConBici en 2011. O La Ciclería, empresa cooperativa de creación y gestión de proyectos educativos, formación en educación vial ciclista y de promoción del uso de la bici. Todas ellas son referentes dentro de la Red de Economía Alternativa y Solidaria, de la que forman parte. Además, en los últimos años, un sinfín de pequeños negocios de venta y reparación han abierto sus puertas, dando mayor vitalidad a un sector que no solo ha aguantado bien la crisis, sino que ha generado empleo en este periodo.